Entre los 2000 y 3000 metros de altura, la Quebrada de Humahuaca estalla en miles de colores. Los 7 colores del cerro en Purmamarca, el rojo intenso de los pimientos deshidratados, los tejidos multicolores y los destellos enceguecedores de las salinas destacan sobre un marco de cielos apacibles y cardones omnipresentes.