Nieve, esquó, snowboard, paisajes… Los centros del sur tientan con sus propuestas para estas temporadas, un repaso por tres de ellos, con el Cerro Catedral y los festejos por sus 80 años como punto destacado. Ya es hora de volar por las montañas.

En el Cerro Catedral hay más de 30 medios de elevación, 60 pistas para todos los niveles, snowpark, actividades para todo el público y, como valor agregado, muchos eventos.

El Cerro Catedral ofrece más de 1200 hectáreas esquiables entre bosques, pistas y caminos que llevan a los visitantes a adentrarse en la magia de la montaña, mientras disfrutan de las vistas fascinantes de los lagos de Bariloche y la Cordillera de los Andes. Para aquellos que no esquían, pero quieren gozar de la nieve en altura, el centro invernal cuenta con tres opciones diferentes para trepar a más de 1800 metros sobre el nivel del mar y ser testigos del paisaje patagónico. Se trata del Tour Naturaleza, el paseo por la Telecabina Amancay y la Telesilla Diente de Caballo. En la montaña, vale destacar, hay paradores gastronómicos, donde se puede degustar tanto comida regional como internacional, y ver la Cordillera de los Andes.

En Mendoza, este centro de esquí de alta montaña es la combinación entre naturaleza, confort, aventura y relax. A unos 200 kilómetros de San Rafael y 500 de la capital provincial, cuenta con nieve de gran calidad, gastronomía internacional e instalaciones hoteleras de primer nivel.

En el departamento mendocino de General Las Heras, este centro invernal cuenta con 24 kilómetros de pistas con sus medios de elevación.

A casi 180 kilómetros de la capital provincial, el complejo brinda todos los servicios necesarios para un centro de este tipo, de modo eficiente y accesible al turismo. Dispone entre otras cosas, de escuela de esquí, confitería, discoteca, guardería infantil, clínica médica, centro comercial, estacionamiento y restaurante.

En centro ubicado en San Martín de los Andes renovó todos los módulos del Snowpark, área en los que los esquiadores y snowboarders habilidosos realizan saltos, piruetas y cursos. Esta plataforma de 1.600 metros es el lugar ideal para practicar freestyle, ya sea en esquíes o snowboards. En ese sentido, existen líneas para avanzados, intermedios y principiantes, con distintos niveles de dificultad. El staff especializado del centro invernal está atento al nivel de las personas que ingresan al Snowpark para que logren la técnica necesaria para hacer los trucos, saltos y pasar obstáculos.

Texto: Diana Rodríguez