Londres- vista panorámica

Buscar, mirar, examinar, hacer rodeos y llegar al fin.. A veces, a orillas del rio Támesis. Otras, al Palacio de Buckingham. O, por qué no, al mercado de Camden. Un recorrido intenso, completo e imperdible por la capital inglesa. ¿leemos un fragmento?

“Un día llego al Buckingham Palace por casualidad, de camino a buscar una lente en el fabuloso emporio que Nikkon tiene en Londres. Es justo el cambio de guardia y quedo atascada en la multitud. La banda de música empieza a tocar el soundtrack de Misión Imposible y los soldados de la reina Isabel II se descostillaron de la risa, con los mismos ademanes que usamos para reirnos en el patio del Shakespeare’s Globe. Sólo que esta vez mi precupación se concentra en un asunto formal: pienso que si los almidonados soldados chocaran o se cayeran, sus uniformes rojinegros se astillarían. A las 12:10, terminada la función, todos se van y un botón dorado llega rodando hasta la punta de mi pie”.

Nota completa en nuestra revista Nº 20